• Las empresas y profesionales necesitan cada día más enviar facturas en formato electrónico por exigencia de la administración pública o de sus clientes. La posibilidad de generar a voluntad una factura electrónica sin invertir en complejos sistemas integrados y poder hacerlo desde una página web con toda la seguridad necesaria y cumpliendo las normativas fiscales y legales aporta un evidente valor a su empresa y a su gestión.
  • La tramitación de una Factura Electrónica se inicia introduciendo los datos de la factura: remitente, destinatario, conceptos, importes, impuestos, etc. Puede seleccionarse el formato de factura electrónica que se desea: Factura 3.1 o UBL 1.0
  • Una vez introducida y revisada, se indica la dirección de correo electrónico del destinatario y se pulsa el botón ‘enviar’. En el momento en que se recibe la confirmación de entrega del correo electrónico en el buzón del destinatario se genera una acta certificada digitalmente y con sellado de tiempo.
  • Cuando el receptor del documento realiza la descarga de la factura se genera una nueva acta certificada digitalmente y con sello de tiempo del momento de la descarga, acreditando así el acceso al documento. La Factura Electrónica se tramita mediante correo electrónico estándar.